En linea

12 dic. 2016

Al menos 100 muertos deja el derrumbe de templo evangélico en Nigeria

Al menos 100 personas han muerto este sábado en el sureste de Nigeria en el derrumbe de una iglesia evangélica durante un servicio religioso en el que se consagraba a un nuevo obispo, han informado fuentes médicas. El siniestro se ha producido en la ciudad de Uyo, capital del estado de Akwa Ibom, situado en la región petrolífera del Delta del Níger.

se cae templo en nigeria

El templo pertenecía a la la iglesia evangélica Reigners Bible Church International, según han detallado este sábado medios locales, y estaba lleno de feligreses que asistían a la celebración. "He podido ver más de 100 cadáveres. Si pudimos salir vivos fue solo por la gracia de Dios", ha afirmado al diario Punch una superviviente. 

La portavoz de la policía, Cordelia Nwawe, ha asegurado que ha podido confirmar al menos 27 muertos y más de 30 heridos, que han sido atendidos en distintos hospitales de la zona. Supervivientes de la tragedia y vecinos de Uyo consideran "conservadoras" las cifras oficiales, ya que solo tienen en cuenta las muertes que han sido certificadas por los médicos.

"Un médico dijo que al menos 50 muertos fueron trasladados al hospital en el que él trabaja", ha dicho a la agencia Efe un vecino de Uyo que no ha querido identificarse. Más cuerpos de fieles fallecidos podrían estar bajo los escombros.

Dos grúas de una empresa privada de construcción han sido utilizadas para despejar de escombros el lugar de los hechos, que continúa acordonado por la policía y en el que los servicios de emergencia siguen trabajando.

Numerosos curiosos se han agolpado en las inmediaciones del templo para no perder detalle de las labores de rescate de una tragedia que ha conmocionado a Nigeria. El Gobierno del estado de Akwa Ibom ha decretado dos días de luto oficial para recordar a las víctimas, ha afirmado su portavoz, Ekerete Udoh, en un comunicado.

Entre quienes han salido ilesos del derrumbe se encuentra el propio gobernador del estado, Udom Emmanuel, que ha declarado en televisión haber supervisado personalmente las labores de rescate y la evacuación de los heridos. El gobernador Emmanuel ha prometido investigar las causas del siniestro para evitar más incidentes de este tipo en el futuro. Al menos un ayudante del político y varios dirigentes de su administración han fallecido bajo los escombros, según la prensa nigeriana.

La prensa local informa de que la finalización de las obras en el recinto, con capacidad para acoger a unas 10.000 personas, se había precipitado para poder utilizar el templo en la ceremonia de este sábado.

El presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, ha expresado al gobernador su "profundo dolor" por la tragedia en nombre de todo el país.

El consejo de iglesias pentecostales de Nigeria ha pedido a todas sus congregaciones que oren por las víctimas y donen medicamentos y dinero para tratar y ayudar a los supervivientes. "Los miembros de las iglesias que puedan hacerlo deben donar también sangre en los hospitales", ha declarado su presidente, Sylvanus Ukafia.

El derrumbe de edificios es un fenómeno corriente en Nigeria, achacado habitualmente al uso de materiales de poca calidad y a las carencias en la supervisión de las obras. En uno de los peores siniestros de este tipo que se recuerdan, el derrumbe de una popular iglesia evangélica en Lagos en septiembre de 2014, murieron más de un centenar de personas, la mayoría de ellos peregrinos sudafricanos. 

Iglesias evangélicas como la Reigners Bible Church International son muy populares en Nigeria y otros países africanos. Sus pastores tienen en ocasiones cientos de miles de seguidores y congregan en sus servicios a miles de fieles.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tus comentarios, Dios te bendiga!