En linea

12 may. 2016

Matemática afirma que "la evidencia científica es la que la ha acercado a Dios"

Marta Salguero es una matemática creyente. Es una de las estudiantes protestantes que sacan a Dios a debate en la UB.

Estudiante de matemática cree en Dios, Barcelona

Estudia cuarto de matemáticas en la Universitad de Barcelona (UB) y el único signo externo de su forma de pensar y sentir es un llavero con un zapatito de bebé que alude a su posición contraria al aborto. 

Marta pertenece al 2,5% de la población catalana que se declara protestante y coordina el Grupo Bíblico Universitario del campus central de la UB. La semana pasada expuso sus creencias en las jornadas Interroga a un cristiano.

-Son minoría y van a contracorriente, pero invitan a la gente a preguntarles sobre sus creencias. Exponerse así es valiente. Queremos explicar lo que nosotros creemos y vivimos de primera mano, no que otros expliquen qué es el cristianismo. Queremos tener la oportunidad de intercambiar opiniones porque queremos ser personas coherentes y bien fundamentadas.

-¿Qué la diferencia a usted de un católico? Resumiendo mucho, nosotros queremos volver a las raíces del cristianismo, a los documentos históricos y a Jesús como persona histórica principal. La Biblia es nuestra única fuente de enseñanza.

-Usted es matemática. ¿No era que la ciencia y la fe en Dios se llevaban mal? Alguien dijo que un poco de ciencia te aleja de Dios pero mucha ciencia te acerca a Él. Yo como matemática busco la verdad científica, y ha sido precisamente la evidencia científica lo que me ha acercado a Dios.

-¿Cuál es esa evidencia? No digo que sea demostrable al cien por cien científicamente, porque nada es cien por cien demostrable. Pero se sabe que la probabilidad de que haya vida compleja en la Tierra es de 10 elevado a la potencia -123.

-Demasiados ceros para alguien de letras. Es un 0 seguido de un punto, 122 ceros y un 1; esto y nada es casi lo mismo. Ante esto hay dos opciones: creer que venimos de la nada, o bien que una mente inteligente ha diseñado este universo a nuestra medida.

-Y usted cree en la segunda. El cristianismo es la explicación más coherente del ser humano, de la sociedad y de nuestros problemas. El ser humano se ha alejado del diseño original de Dios, somos defectuosos, estamos rotos por dentro, y necesitamos que Dios nos restaure.

-¿Sus padres eran creyentes? Mi madre es bautista y mi padre no. Pero el cristianismo es una relación personal con Dios. Yo pasé unos años fuera de Dios, pero entendí que debía volver.

-¿Qué pasó? Iba al instituto y eran años de mucha presión: los compañeros no piensan como tú, sales más de casa, ves más opciones... Entonces tenía otros dioses.

-¿Cuáles? El tenis era un gran dios, y la música, los estudios... Intentaba hacerlo todo bien por mí misma, encontrar la fuerza en mí para solucionar los problemas, pero en primero de carrera estos dioses se me cayeron.

-¿Por qué? Buscaba un sentido más profundo a mi vida. Tuve un profesor (católico, por cierto) que me impactó mucho por su serenidad. «Yo quiero lo que este hombre tiene», pensé. Volví a las raíces, a la Biblia, a buscar a Dios personalmente. Y lo encontré. Antes quería solucionar las cosas a mi manera y no podía; ahora es Dios quien me dice lo que puedo y lo que tengo que hacer.

-Ponga un ejemplo de intervención divina. [piensa] Esta entrevista.

-Ah, ¿sí? Queremos que se conozca nuestra fe y usted ha aparecido como por casualidad.

-¿Quiere decir que Dios me ha enviado? Yo diría que sí.

Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, Dios te bendiga!