En linea

5 feb. 2016

Milagro: Dos niñas enterradas vivas



Un egipcio árabe musulmán mató a su esposa porque la encontró leyendo el evangelio. Entonces decidió no tener nada que ver con ella, ni con su descendencia.

La sepultó en una cripta (como se acostumbra en Egipto). También sepultó en la cripta a su bebé (Nena) recién nacida y a su hija de 8 años “vivos”. El hombre le dijo a la policía que un ladrón había asesinado a su familia y que los sepultó porque pasaron varios días y se estaban descomponiendo.

Quince días después de lo sucedido, un tío, pariente de él, falleció por causas naturales y la familia procedió a sepultarlo en la cripta del musulmán. Tuvieron que abrirla para pasar el cuerpo, cuando descubrieron a la niña y al bebé, “estaban vivos”.

Todo el país quedó en shock y el hombre será ejecutado según las leyes islámicas egipcias. La policía le preguntó a la niña sobre cómo había hecho para sobrevivir 15 días encerrada y con una hermanita bebé. Ella respondió muy naturalmente: “Un hombre que vestía ropas brillantes que tenía heridas en las manos venía todos los días para alimentarnos y siempre despertaba a mi mamá para que le diera pecho a mi hermanita.

La niña fue entrevistada por una conocida periodista de una televisora nacional egipcia que tenía el rostro cubierto con chador según la costumbre islámica. La niña dijo a la TV: “Fue el Jesús del que nos hablaba mi mamá quien vino a cuidarnos, ahora sé que Él hace cosas así, mi mamá me lo decía, las heridas que Él tenía en sus manos eran iguales que las que mi mamá me contó que le hicieron cuando lo crucificaron, pero está vivo. Yo lo vi y me salvó a mí y a mi hermanita.”

Quedó claro para todo Egipto que esa niña no podía inventar esa historia y que vivieron un milagro verídico. Los líderes musulmanes tendrán un trabajo muy difícil para explicar esta historia. Máxime en un país musulmán como Egipto.

Con esta historia hay certeza de que Jesús está esparciendo aún hoy más su milagrosa Palabra, su mensaje y su amorosa influencia por todos. Comparte esta historia en tus redes sociales.

"BENDECIRÉ A LA PERSONA QUE COLOQUE SU CONFIANZA EN MI"
(JEREMIAS 17).


Nota: Aunque esta historia no ha podido ser corroborada, nos pareció bueno compartirla con ustedes, sabiendo que para nuestro Dios no hay nada imposible.



0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, Dios te bendiga!