En linea

6 feb. 2016

IMPACTANTE: De transexual a evangelista de Dios



En una entrevista exclusiva para COCNoticias, Ángel Morell Santiago,  antes conocido como “Melania Hilton de Paris”,  cuenta como pasó de ser un transexual a un hombre de Dios.

Morell Santiago, hijo del señor Ángel Francisco Morell y de la señora Carmen Santiago, hermano de Elfi Martínez, Jessica Martínez, Felito Martínez y Kenia Martínez, fue criado por su abuelo Juan Santiago en Puerto Rico su país natal.

La vida de Ángel Morell Santiago, fue, desde sus inicios muy dramática, ya que  a la edad de tres años su madre lo abandonó en un bote de basura y nunca supo más de ella, tampoco de su padre.

A la edad de cinco años, Ángel empezó a ser abusado sexualmente por familiares. “Le conté lo que me pasaba a mi profesora y las autoridades de la escuela me sacaron de la casa y me enviaron a un hogar para niños” narra Ángel a la reportera COCN, Rubí Adames.

Luego de pasar por varios  hogares temporales,  escapó y se refugió en las calles, donde  para subsistir, se vio obligado a sostener relaciones sexuales con hombres para poder alimentarse.

A los quince años y solo en la vida  Ángel Morell, se convierte en  “Melania Hilton de Paris”, que con una belleza femenina  anduvo desarrollando actividades que solo le sumaban sufrimiento a su vida.


Con 17 años de edad se trasladó a Ecuador para realizarse cirugías plásticas, donde invirtió aproximadamente 170,000 mil dólares  en implantes y cirugías.

Participó en cinco películas pornográficas y en muchas ocasiones intentaron matarlo, recibió puñaladas, era asaltado frecuentemente, golpeado y estuvo preso en varias ocasiones. Estuvo involucrado en el mundo de las drogas y de las brujería, todo buscando “llenar el vacío que sentía desde muy pequeño” narra.

“Intenté quitarme la vida muchas veces, pero no lo conseguí debido a que detrás de mí, siempre estuvo la mano de Dios el cual tenía un propósito especial para mi vida” relata.


Entre los procesos realizados para su cambio de sexo figuran operaciones en la nariz, senos, liposucción, el tratamiento leicer, entre otros. Cuando estuvo a punto de operarse los genitales, sucedió lo inesperado: “Vi el rostro de Dios que me detuvo”.
Ángel cuenta que las personas allegadas a él lo aceptaban por la posición económica que había alcanzado por vías de la prostitución,  dice que “para ellos mis múltiples cambios eran algo normal debido a que le importaba más mi dinero, que mi sufrimiento”.

Dios lo cambió todo


Hoy en día Ángel Morell Santiago con 25 años de edad, es un hombre totalmente cambiado por Dios “solo a Él le debo toda mi transformación” expresó Morell, en el año 2010 se entregó a Jesús, y desde hace  cuatro años y cuatro meses, su vida ha sido diferente.

“Un día en que estaba muy triste en mi habitación, sentía que el mundo ya no significaba nada para mí, no me llenaba nada de lo que hacía… pero tuve una visión donde pude ver a mi ex pareja en la cama y al lado de él había un demonio que me miraba y vi que de sus manos salía sangre, al girar al espejo me vi convertido en un monstruo horrible con una corona de serpientes en la cabeza, cuando intenté salir a la calle, muy asustado y pidiendo ayuda, me encontré con una rata enorme que me quería morder, de repente escuché una voz que me dijo mira al lado y vi un martillo como de los que usan en la corte y la voz me decía que golpeara la rata con ese martillo y la rata desapareció”, agrega.

 “De repente miré al cielo y sentí como una luz entró a mi vida y el dolor desapareció para siempre”, cuenta que las lágrimas dejaron de salir de sus ojos y a partir de ese momento el cambio comenzó a notarse.

“Mucha gente de mi entorno no creía en mi cambio, de hecho, muchos no lo creen hasta ahora, sin embargo, solo yo sé lo que Dios ha hecho en mi vida y eso es suficiente”.

Actualmente, Ángel reside en  San Juan Puerto Rico  y se dedica a predicar el evangelio desde su congregación, “Iglesia Rompiendo Barreras Vivo por fe”, donde da el testimonio de su transformación, acompañado de su novia.

Expresa sentirse totalmente feliz y renovado “por la nueva vida que he experimentado en Cristo Jesús”, finaliza diciendo: “Mi mayor deseo es que millones de personas al igual que yo conozcan a Cristo y puedan ser salvos”.

Por: Rubí Adames, COCNoticias


0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, Dios te bendiga!