En linea

12 feb. 2016

Gobierno cubano destruye templo y detiene a cientos de cristianos



La Iglesia Emanuel, una iglesia grande en el este de Cuba afiliada al Movimiento Apostólico, una denominación protestante no registrada, fue demolida por las autoridades el 5 de febrero, mientras que cientos de miembros de la iglesia fueron detenidos.

La propiedad del reverendo Alain Toledano en Santiago de Cuba fue rodeada por los funcionarios, incluidos miembros de la policía, la seguridad del Estado y los militares aproximadamente a la 05 a.m. el 5 de febrero. Se detuvo a su esposa, Marilín Alayo Correa, antes de la demolición tanto de la Iglesia Emanuel y así como la casa pastoral.

La destrucción de la iglesia siguió luego de las demoliciones de dos iglesias del Movimiento Apostólico en Camagüey y Las Tunas, el 8 de enero.

Pastor Alain predicando en la iglesia

En el transcurso del 5 de febrero cerca de 200 líderes y miembros de la Iglesia Emanuel también fueron detenidos. Un grupo de alrededor 40 fueron retenidos en una escuela local, mientras que otros fueron llevados a las comisarías en toda la región para que dejen de protestar por la demolición. Líderes de la iglesia informaron que muchos fueron golpeados mientras estubieron detenidos. El gobierno se ha negado repetidamente registrar la denominación del Movimiento Apostólico.

El pastor Toledano estaba en los Estados Unidos en un evento religioso en el momento de la acción gubernamental contra la iglesia. Dijo a Christian Solidarity Worldwide ( CSW ) que cree que el gobierno cubano llevó a cabo de manera intencional el desalojo y demolición cuando estaba fuera del país. Expresó su preocupación por el impacto en sus hijas, de 11 y 12, de quienes dijo que estaban conmocionadas al ser testigos de la detención de su madre, y agregó que esta es la segunda vez que han experimentado la destrucción de su hogar e iglesia. En 2007, el gobierno cubano llevó a cabo una importante operación para destruir la iglesia, que se encuentra en el barrio Abel Santamaría de Santiago, y que en ese entonces tenía alrededor de 700 miembros.

Los líderes de la iglesia dijeron a CSW que la iglesia y la casa de la familia del pastor fueron totalmente destruidas. Además, el gobierno confiscó bienes que pertenecen a la iglesia, incluyendo bancos, sillas, equipos de audio, un piano y otros instrumentos musicales. Más de 1.000 bloques de cemento también fueron confiscados, a pesar del hecho de que la familia Toledano tiene documentos que muestran que fueron adquiridos legalmente.

Oremos por la iglesia perseguida en Cuba y todo el mundo.

Fuente



0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, Dios te bendiga!