En linea

25 ene. 2016

Hyeon Soo Lim, un pastor sentenciado a cadena perpetua no pierde la esperanza



Un pastor canadiense quien cumple cadena perpetua en Corea del Norte, le dijo a CNN que no pierde su esperanza de volver algún día a su hogar y a su iglesia.

"Espero poder volver algún día a casa ", dijo a CNN. "Nadie sabe si alguna vez voy a poder ir a casa, pero esa es mi esperanza. Echo de menos a mi familia. Me muero de ganas de verlos de nuevo, y a mi congregación", dijo.

Firma la petición para la liberación del pastor AQUÍ

Hyeon Soo Lim, es un canadiense nacido en Corea del Sur, quien era el pastor principal de la Iglesia Presbiteriana Light Corean, una de las iglesias más grandes de Canadá.

Lim entrevistado por CNN en un hotel de Pyongyang, dijo que él trabaja ocho horas al día, seis días a la semana y no tiene contacto con el mundo exterior. Inclusive no ha visto a ningún otro preso desde su celda.

El predicador canadiense contó que recibe tres comidas al día y atención médica regular. Su iglesia ha dicho que Lim sufre de "... la presión arterial muy alta".

También indicó que está desesperado por saber de su familia y ha solicitado una Biblia.

Detalles de la condena

El pastor viajó a Corea del Norte desde China el 30 de enero de 2015 en un viaje humanitario de rutina, según dijo un portavoz de su familia. Fue detenido el mes siguiente.

Diez meses más tarde, Lim, de 60 años de edad, fue condenado a trabajos forzados a perpetuidad y fue acusado de intentar derrocar al Gobierno de Corea del Norte el mes pasado.

En su viaje, sus planes eran ayudar a través de proyectos establecidos por su iglesia en la ciudad nororiental de Rajin, incluyendo un orfanato, una guardería y una residencia de ancianos.

Pero Corea del Norte tiene una imagen diferente de sus motivos para viajar.

En julio, Lim fue llevado a una rueda de prensa donde él leyó un comunicado en el que confesaba actividades para ayudar a derrocar el gobierno de Corea del Norte, según la agencia estatal de ese país, KCNA.

“El propósito por el que he viajado a varias partes del país con el pretexto de ‘ayudar’ fue el de construir una base para derrocar el sistema del país y crear un estado religioso, aprovechándome de las políticas de las autoridades de Estados Unidos y Corea del Sur”, dijo Lim, según la agencia AP, que estaba presente en la conferencia de prensa. AP reportó que esta fue presentada en una sala llena de periodista con sede en Pyongyang.

Los occidentales en Corea del Norte sostuvieron previamente que sus confesiones fueron dadas por presión del Estado.


En Corea del Norte simplemente dejar una Biblia en un lugar público puede conducir a la detención y castigo severo porque el país tiene reglas estrictas contra las misiones y actividades religiosas que serían vistas como una amenaza a la supremacía del régimen.

Lim había visitado Corea del Norte más de 100 veces desde 1997 y ayudó a iniciar un orfanato y un hogar de ancianos.

“Fue su tremendo amor por la gente de Corea del Norte el que motivó al señor Lim a viajar a esa nación más de 100 veces”, dijo la portavoz de la familia del pastor, Lisa Pak.


www.MundoCristiano.tv

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, Dios te bendiga!