En linea

3 sept. 2014

Asesino de John Lennon se convierte

Asesino de J. Lennon no sale de la cárcel, pero sí de su infierno


Durante una comparecencia ante las autoridades penitenciarias, el hombre que asesinó a John Lennon señaló que se arrepiente profundamente de haber matado en 1980 al cantante de los Beatles. A sus 59 años, Mark David Chapman, afirma haber sido perdonado por Dios y que su objetivo ahora es llevar el Evangelio a otros, bien sea en la cárcel o fuera de ella.
Chapman, recluido en la prisión de Wende (Nueva York), asesinó a Lennon a las puertas del Edificio Dakota frente a Central Park, hecho por el que fue condenado a una pena de entre 20 años y cadena perpetua.

Yoko Ono, viuda del músico, envió una carta a la Junta para pedir que no excarcelaran a Chapman, ya que si salía en libertad, tanto ella como sus hijos correrían peligro.

El pasado 20 de agosto, Mark David Chapman se sometió por octava vez a un interrogatorio para evaluar la posibilidad de otorgarle la libertad condicional. En su comparecencia ha pedido perdón por haber acabado con la vida de John Lennon. "Siento haber sido tan idiota y haber elegido el camino incorrecto (…) Ahora he encontrado paz en Jesús: le conozco Él me ama... me ha perdonado", dice en una grabación de la audiencia que ha trascendido a los medios. Su testimonio de fe no es nada nuevo ya que en el 2012 ya había señalado sus creencias cristianas.

Chapman pidió disculpas por el dolor que le causó Lennon, su familia y sus millones de fans señalando que aún sigue recibiendo cartas en la cárcel sobre el dolor que sienten los admiradores de Lennon y que lamenta ser el motivo de eso.

DENEGACIÓN DE LIBERTAD
Finalmente la Junta de Libertad Condicional de Nueva York decidió denegar su petición de libertad. Es la octava vez que le es rechazada y deberá esperar dos años más para poder solicitarla de nuevo. Los tres miembros que revisaron el caso argumentaron que Lennon se había mostrado amable con él antes de dispararle cinco veces—poco antes le había firmado un autógrafo— y que "sería menospreciar la gravedad del crimen y socavar el respeto por la ley".

No es la primera vez que Chapman pide perdón por el asesinato. En su tercera comparecencia ante la Junta en el año 2000, afirmó que sentía haber matado al músico y que le gustaría tener la oportunidad de disculparse ante Yoko Ono.

Respecto a su futuro en la cárcel o fuera de ella, Mark David Chapman dijo: "lo dejo en manos de Dios". Su principal interés radica ahora en llevar su mensaje de fe y esperanza a los presos. "Mi esposa y yo tenemos un ministerio. Distribuimos folletos que hablan de Cristo... Ahí es donde está mi corazón".

UN MATRIMONIO UNIDO EN LA DISTANCIA
Su esposa, quien también es creyente, lo ha perdonado y suele visitarlo. Chapman señaló a la Junta estar "ahora más cerca del Señor que cuando estábamos en la calle, y para dar crédito pongo a el hecho que nuestro matrimonio se ha mantenido y nuestra cordura es evidente".

Recientemente Chapman envió a su esposa como regalo de aniversario de bodas una cruz de oro con un corazón de rubí en el centro. Este detalle no era "sólo para decir 'Gracias, cariño' sino para decirle a Dios gracias por su amor por nosotros y por quedarse con nosotros".

 

Fuentes: Entrecristianos

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, Dios te bendiga!