En linea

22 jun. 2014

Joel Osteen, emocionado con la iglesia "inclusiva del papa".


El pasado jueves se produjo un encuentro no oficial en el Vaticano entre el Papa Francisco y una delegación de quince líderes políticos y religiosos de Estados Unidos.
Con la idea de fomentar el encuentro entre religiones, la visita contaba con la presencia del senador de Utah Mike Lee, miembro de la Iglesia de los Santos de los Últimos Días -mormones-; Gayle Beebe, presidente del Westmont College en California; el ex embajador de EE.UU. ante la Santa Sede, Francis Rooney; y también Joel Osteen, pastor de la iglesia Lakewood en Houston (Texas, EEUU).

Francisco había invitado a más de una docena de “líderes protestantes de Estados Unidos” para discutir la pregunta: “¿Podemos encontrar un terreno común con el fin de avanzar en la vida y ministerio de Jesús, para que más personas puedan experimentar la alegría de la fe cristiana?”.

El encuentro ecuménico era parte de la estrategia actual del papa por lograr la unidad entre los cristianos. Hace pocos meses, en
 un vídeo enviado a una conferencia nacional de líderes de la iglesia de Kenneth Copeland,  el papa lamentaba “las divisiones entre nosotros, sino también las divisiones entre las comunidades: cristianos evangélicos, cristianos ortodoxos, los cristianos católicos, pero ¿por qué dividirse? debemos tratar de lograr la unidad”.

OSTEEN: "NO HAY PROBLEMA CON LAS DIFERENCIAS TEOLÓGICAS"
En una entrevista concedida al Houston Chronicle, Osteen calificó de “increíble” el encuentro con Francisco, a quien describió como “un hombre cálido, amable, y lleno de alegría”.

“Fui allí para apoyar expresamente la unidad y transmitir al Papa que los pastores americanos apoyan lo que está haciendo”, dijo Osteen. “Me sentí honrado de haber sido invitado”.

El pastor elogió la decisión de Francisco de apostar por una iglesia más 'inclusiva', en lugar de alienar, mostrando que las personas con sus errores pueden formar parte de la Iglesia Católica.

“No está tratando de hacer la iglesia más pequeña, sino que trata de hacerla más grande, para abrazar a todo el mundo. Es un mensaje con el que me identifico”, expresó Osteen.

“Me encanta eso”, dijo Osteen. “Él básicamente entró y expresó su amor por nosotros, nos pidió que siguiéramos orando por él y nos dijo que estaría orando por nosotros”, añadió el pastor.

Osteen dejó claro que él está de acuerdo con el mensaje del Papa Francisco a favor de la unidad. Según el pastor de la iglesia Lakewood, no hay problema con las diferencias teológicas entre los cristianos, sino que estas deben ser tratadas con cuidado y respeto.

“No hay nada de malo en las denominaciones, pero simplemente no dejes que nos separen”.

 Las palabras de Osteen han levantado críticas en algunos sectores de la iglesia evangélica en Estados Unidos, que no comparten esta línea de opinión sobre el ecumenismo y la labor de la Iglesia Católica.

El papa Francisco continúa en un ejercicio de apertura hacia otras religiones. El pasado domingo, durante un encuentro de oración junto a los presidentes de Palestina e Israel, dio la oportunidad de que se leyera el Corán – por primera vez en un acto organizado por la Iglesia Católica - y se expresaran oraciones judías, en un acto por la paz que ha tenido una amplia repercusión mediática.

 

Fuentes: Christian Post, Worthy News

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, Dios te bendiga!