En linea

31 ago. 2013

Descubren en Israel Ruinas a las que alude el libro de Isaías

 


Un grupo de arqueólogos de la Universidad de Tel Aviv ha descubierto los restos de lo que podrían ser la fortificaciones de un puerto artificial asirio en el actual Israel.

Los arqueólogos dicen que son los restos de una fortificación construida hace unos 2.700 años, y sería un puerto construido por los asirios, cuyas ruinas parecen tener una conexión con luchas por lograr el control de la región por parte de Asiria, tal y como se menciona en el libro de Isaías.


Durante el siglo VIII aC, el rey asirio Sargón II gobernó toda la parte sureste de la cuenca mediterránea, incluyendo Egipto y Medio Oriente. Las inscripciones hablan de un rey filisteo en Ashdod, llamado Yamani, que intentó organizar una revuelta contra el Imperio Asirio.

Los asirios respondieron con dureza, tomando el control de Ashdod en el año 711 antes de Cristo y finalmente destruyendo la ciudad. Como resultado, el poder pasó a la zona de las inmediaciones de Ashdod-Yam, el sitio de las excavaciones actuales.

LA REFERENCIA BÍBLICA


El ataque violento de Sargón II contra Ashdod se menciona en Isaías 20:6, como una advertencia a los que apoyaron la rebelión de la ciudad. Dice el texto "En aquel tiempo, la gente que vive en esta costa dirá: "Mirad lo que ha sucedido a los que confiaron, a los que fueron en busca de ayuda para librarse del rey de Asiria!". Ezequías, rey de Judá, se quedó fuera de la pelea, tras el consejo de Isaías.
EL HALLAZGO ARQUEOLÓGICO



Los restos fueron encontrados en la zona arqueológica de Ashdod Yam, frente al mar Mediterráneo y a pocos kilómetros al sur de Tel Aviv. Según estiman los responsables de la excavación, las fortificaciones del puerto tenían forma de media luna y cubrían una superficie cercana a las 7 hectáreas.

Si se llegase a comprobar que efectivamente se trata de una fortificación de un puerto, sería el primer hallazgo de este tipo en esa zona del Mediterráneo.    

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, Dios te bendiga!