En linea

13 oct. 2012

Comienzan a implantar sistema de chips RFID a estudiantes



Uno de los distritos escolares más grandes en Texas ha comenzado a utilizar la tecnología de seguimiento por radiofrecuencia, o RFID, con sus estudiantes.

Según los administradores de Northside Independent School District es una “gran manera de mantener a los niños seguros”. Sin embargo, algunos padres dicen que es una invasión de la privacidad de los niños y que viola sus creencias.


Marca de la Bestia

El día de Andrea Hernández comienza con su mochila, una camiseta, y su tarjeta de ID de estudiante. Pero en la escuela John Jay High School esta estudiante de segundo año no está utilizando su nueva insignia de su escuela con el RFID. Ella está usando la tarjeta del año pasado.

Hernández dice que el nuevo ID viola sus creencias religiosas. Ella cree, y con sólidas razones, que el RFID condiciona a los estudiantes para algún día aceptar lo que el libro bíblico de Apocalipsis denomina “marca de la bestia.”

La escuela John Jay High School requiere la tarjeta para sus actividades como la compra de comida o buscar un libro de la biblioteca.

“Esta no es la gran economía como la economía de los EE.UU. o la economía de Texas”, dijo Hernández. “Es la economía de la escuela John Jay High School, donde no estás autorizado a participar en ella a menos que tenga esta cosa.”

Pero Northside dice que las insignias “ayudarán a mantener a los niños seguros” y, con 100.000 estudiantes en mega-escuelas de la ciudad, es una tarea difícil.

El Gran Hermano está vigilando

Los estudiantes deben llevar dispositivos RFID en cordones alrededor del cuello. Los RFID contienen pequeñas baterías que emiten ondas de radio. Escáneres RFID incrustadas en el techo luego “leen” las insignias en varios lugares alrededor de la escuela e identifican la ubicación de los estudiantes.

El portavoz de Northside, Pascual González dijo que el nuevo sistema ayudará a las escuelas a realizar un seguimiento de los estudiantes “donde quiera que se encuentren”.

Ahora se puede identificar la ubicación de un estudiante en el momento. Muchos padres apoyan el sistema, diciendo que les da la “tranquilidad”.
“Como padre, quiero saber dónde está mi hijo porque estoy haciéndolos responsables por su bienestar”, dijo Madelene Garza.
Pero no todos los padres están de acuerdo.
“No me gusta la idea de tener a los chicos con un chip”, dijo Bobby Scott, quien tiene tres hijos en el distrito.
Leticia Adams, otro apoderado concuerda con Scott:
“Yo creo que esto es invadir la privacidad de nuestros hijos y de las libertades civiles y no hay elección si optar o no” , dijo.
Privacidad v/s Seguridad¨

Organizaciones de Privacidad de EE.UU. están apoyando estos padres.
“La preocupación principal es que no queremos que se convierta en una sociedad vigilada”, dijo Jay Stanley, analista de políticas de la American Civil Liberty Union’s Speech

“En nuestra cultura y nuestras tradiciones jurídicas, el gobierno no te vigila a menos que tenga una razón de peso para sospechar que usted está involucrado en actos ilícitos, dijo.

“Este tipo de tecnología implica la libertad de expresión, el derecho a las libertades de asociación y la libertad religiosa¨.

“Imagine por ejemplo que un estudiante sea disuadido de asistir a un grupo de interés político porque teme que la tecnología de seguimiento alertará a los administradores, directores u otros acerca de sus intereses políticos”, dijo Khaliah Barnes, de EPIC (Open Government Fellow at Electronic Privacy Information Center)

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tus comentarios, Dios te bendiga!