En linea

8 jul. 2012

La religión pura y sin mácula - Reflexión


El hipócrita seguramente dirá "Señor ayúdalos" o dirá "estaré orando por usted", pero el verdadero creyente actuará conforme a las Escrituras:

"No nos cansemos, pues, de hacer el bien, porque a su tiempo segaremos si no desmayamos.

Así que..., SEGÚN TENGAMOS OPORTUNIDAD, hagamos bien a todos; Y MAYORMENTE a los de la FAMILIA DE LA FE."

"Pero sed HACEDORES de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos."

"Y si el hermano o la hermana están desnudos, y tienen necesidad del mantenimiento de cada día, y alguno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos; pero no les da lo que necesitan para el cuerpo, ¿de qué aprovechará?

Así también LA FE, SI NO TIENE OBRAS, ES MUERTA en sí misma."

"La religión pura y sin mácula delante de Dios y Padre es ésta: Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y guardarse sin mancha del mundo."

"Y he aquí un doctor de la ley se levantó y dijo, para probarle:

Maestro, ¿qué haré para heredar la vida eterna?

Y Él le dijo: ¿Qué está escrito en la ley? ¿Cómo lees?

Y él respondiendo, dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas, y con toda tu mente; y a tu prójimo como a ti mismo.

Y le dijo: Bien has respondido; haz esto, y vivirás.

Pero él, QUERIENDO JUSTIFICARSE a sí mismo, dijo a Jesús: ¿Y quién es mi prójimo?

Y respondiendo Jesús, dijo: Un hombre descendía de Jerusalén a Jericó, y cayó en manos de ladrones, los cuales le despojaron; e hiriéndole, se fueron, dejándole medio muerto.

Y aconteció, que descendió un sacerdote por aquel camino, y cuando lo vio, pasó por el otro lado.

Y asimismo un levita, cuando llegó cerca de aquel lugar y lo vio, pasó por el otro lado.

Pero un samaritano, que iba de camino, vino adonde él estaba, y cuando lo vio, tuvo compasión de él; y acercándose, vendó sus heridas, echándoles aceite y vino; y poniéndole sobre su cabalgadura, lo llevó al mesón, y cuidó de él.

Y otro día al partir, sacó dos denarios, y los dio al mesonero, y le dijo: Cuida de él; y todo lo que de más gastares, yo cuando vuelva te lo pagaré.

¿Quién, pues, de estos tres te parece que fue el prójimo del que cayó en manos de los ladrones?

Y él dijo: El que mostró con él misericordia. Entonces Jesús le dijo: Ve, y haz tú lo mismo."

[Gálatas 6:9-10, Santiago 1:22, Santiago 1:27,Santiago 2:15-17 Lucas 10:25:37 ]

NO PIERDA LA OPORTUNIDAD, COMPARTA ESTE ARTÍCULO CON SUS AMIGOS Y FAMILIARES.

Tomado de http://www.nuestraradio.org/

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, Dios te bendiga!