En linea

26 jul. 2012

Del Monasterio al Ministerio - Testimonio Escrito

Testimonio de conversión del hermano José Borrás, ex-sacerdote Católico Romano

Nacido en Algemesi (Valencia) en 1927, en un hogar de fuerte tradición Católica Romana. A los 12 años ingresó al Seminario Católico para sacerdotes, y a los 15 al Noviciado. Estudió Filosofía, Magisterio y 4 años de Teología, sumando en total 10 años de preparación. Finalmente fue consagrado sacerdote, dando misas diarias, confesando niños y ejerciendo todas las funciones sacerdotales ordinarias de cualquier cura párroco. Profundas dudas doctrinales (resueltas posteriormente con las Sagradas Escrituras) y su primordial deseo de relacionarse sinceramente con el Señor, produjeron su salida de la Iglesia Católica Romana en pos del Cristianismo Bíblico (Evangélico).

Estudió en el Seminario Teológico Bautista de Rüschlikon, Zürich-Suiza. Luego, en el Seminario Teológico Unido de Nueva York, EEUU, en donde obtuvo el grado de Maestro en Sagrada Teología.

Durante 30 años fue Director y Profesor del Seminario Teológico Bautista de España en Alcobendas (Madrid). Ha sido miembro de la Comisión de Doctrina Cristiana de la Alianza Bautista Mundial y Presidente de la Unión Evangélica Bautista de España.

Como profesor invitado dio clases de 1975 a 1980 en el Departamento de Humanidades Contemporáneas de la Universidad Autónoma de Madrid. Fue editor del Antiguo Testamento, tanto en la Biblia de estudio como en la Biblia Reina-Valera actualizada, ambas publicadas por la Casa Bautista de Publicaciones (1977 y 1989). En la UEBE ha servido como pastor, profesor, presidente y evangelista. Como evangelista y conferenciante ha visitado más de 27 países de Europa, América y Asia.

A fines del año 2003 partió a la presencia del Señor.
____________
Un resumen de este testimonio ha sido publicado en el libro "Lejos de Roma, cerca de Dios", junto con el de otros 54 ex-sacerdotes católicos.

Usted puede descargar este testimonio en audio Mp3 AQUÍ 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, Dios te bendiga!