En linea

28 ago. 2011

La pornografía en los cristianos


Morality in Media (MIM), es una organización nacional que lucha contra la pornografía y la indecencia. Esta es su última semana de su Campaña Nacional de Concientización, titulada: “Los daños de la pornografía téngalos en cuenta”, publica el diario Christian Post.
MIM, se centró esta vez en cómo la pornografía daña a las mujeres porque descubrieron que existe un aumento en el consumo de la pornografía en las mujeres cristianas y un supuesto vínculo con el aumento de la violencia contra las mujeres.

Dawn Hawkins, director ejecutivo de MIM, dice que el tipo de videos que industria pornográfica produce se ha vuelto más violento en los últimos años, debido a su popularidad entre sus consumidores.

“La violencia conyugal es también una de nuestras mayores preocupaciones – el marido violento consumidor del porno. Este luego quiere vivir las escenas pornográficas en su matrimonio “, dijo Hawkins.

Patrick Trueman, presidente de Morality in Media, le dijo a Catholic News que cuando los hombres ven porno violento no es solo un aumento de la violencia, sino del tráfico sexual porque hay más “la contratación de prostitutas”.

Trueman, explicó en un comunicado que los estudios revelan la pornografía lleva a la violencia porque el factor de emoción disminuye el tiempo. Como resultado, el consumidor exige un material más extremo, o desviados, con el fin de alcanzar el mismo nivel de excitación.

Quizás aún más sorprendente, porque un el 50 por ciento de los pastores que encuestó MIM, dijeron que visitaron sitios web para adultos por lo menos una vez por semana. Esta estadística es una indicación de cuán profundamente la iglesia ha sido afectada por la pornografía y que un cristiano también puede ser afectado por este pecado.

El pastor Chuck Swindoll, ha llamado el porno “el problema número 1 secreto en su iglesia”. “La pornografía está arruinando matrimonios, destruyendo las relaciones, perjudicando a los jóvenes, e hiriendo el cuerpo de Cristo. Nuestras iglesias están en problemas. Este no es de simplemente orar esperar”, destacó Swindoll.

Muchas iglesias han comenzado a abordar esta cuestión que ha sido considerado tabú durante muchos años. La Iglesia, subrayó Hawkins, tiene que hacer un trabajo mucho mejor en la lucha contra la pornografía. Ella, sin embargo, reconoció que al hablar sobre este problema abiertamente ha ayudado.

"Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia ... y cosas semejantes a éstas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios" (Gálatas 5.19 21).




"Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas ... cosas por las cuales la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia" (Colosenses 3.5 6).

"Huye también de las pasiones juveniles, y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que de corazón limpio invocan al Señor" (2 Timoteo 2.22).

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, Dios te bendiga!